El flujo de información que hoy en día circula por las redes sociales es muy importante en magnitud y en calidad. Acceder a la conversación que se da en las redes permite a las marcas hacer estudios de mercado y audiencia, y medir el impacto de sus acciones. Además, es una vía de comunicación con los usuarios que está permanentemente abierta y en movimiento.  

Hay dos formas que tienen los usuarios de interactuar con las marcas: a través de sus canales oficiales o hablando de ellas en su perfil personal de cada red.
 
Twitter es un canal totalmente público que permite acceder a la información que se da no solo a través de mencionar el perfil oficial de una marca, sino también cuando la gente habla de ella sin arrobarla. Saber cuándo uno es mencionado sin ser arrobado es un plus extra en el manejo de información y permite tener una visión más acabada de la imagen que tienen los usuarios de la marca.
 
Facebook e Instagram tienen algunas restricciones. Del primero solo es posible monitorear las fanpages de las marcas en tanto fuentes oficiales, pero no es posible acceder a los perfiles privados de las personas. Sin embargo, si una marca tiene un fanpage activa y en movimiento se puede conseguir gran cantidad de información para monitorear. En cuanto a Instagram, si los perfiles son oficiales y públicos se puede acceder a los comentarios, así como si se está monitoreando un hashtag específico.
 
La particularidad de Twitter consiste en entregar toda la información relativa a un tema dividida por idioma. Así, una marca podrá saber qué se está hablando de ella en español, u otra lengua deseada, sin límites geográficos. Esto es positivo en tanto abarca comentarios sin límites de frontera. Pero, al mismo tiempo, puede ser una traba si se quiere segmentar la información por región. Para sortear esta traba, una opción puede ser usar la localización en el perfil personal de cada usuario. Esto permitirá asignar un área y subdividir la información en regiones.
 
Una herramienta de Social Media Listening debe estar preparada para afrontar las trabas y restricciones que tiene cada red social a fin de poder ofrecerle al cliente una solución eficaz. La idea central de la escucha en redes es recolectar toda la información relevante posible y presentarla de forma ordenada y útil para que el usuario la consuma.
 
Por suerte, pese a que existen restricciones de privacidad, las herramientas de Social Media Listening están preparadas para sortearlas y acceder a la información pública. Siempre habrá una prevalencia de Twitter en la información que se recolecta dado su carácter público, pero si las propias marcas mueven sus páginas oficiales de Facebook, Instagram y Youtube podrán obtener un buen volumen de comentarios de estas fuentes. El plus de Twitter es poder saber qué está sucediendo con el nombre de la marca más allá de lo que la marca puede ver.
 
No dejes escapar nada de lo que está ocurriendo en tus canales de Facebook, Instagram, Youtube o Twitter para tener una visión acabada de lo que se está hablando de tu marca. Conoce toda esta información y tenla a disposición de forma ordenada y organizada. Aprovecha la posibilidad de seguir paso a paso lo que se dice de vos.